rss




Manifiestos




Poesía



Ficción


Aventuras









Duendes


Próximamente

Historias de aventuras

Código de Supervivencia

Por Jorbi Nogales


Sinopsis

-"El futuro del mundo es hoy". La historia relata en el año 2065 donde han ocurrido innumerables cambios en el estilo de vida de las personas. El mundo es gobernado por un solo sistema político donde existe un presidente que gobierna sobre otros. "La Cs" (Códigos de supervivencia) Es una empresa internacional que permite a cada país resolver sus disputas a través de un juego donde los participantes combatirán a muerte. Zemus Byner es un joven niño huérfano que se crió en las calles en la ciudad de Gonbling capital del país "Último distrito" cuyo nombre da honor y reconocimiento a lo que una vez fue Latinoamérica. Después de innumerables derrotas por parte de los países latinoamericanos, "El último distrito" se prepara para los próximos juegos donde intentan combatir un fraude por parte de la Cs al darse cuenta que el joven Zemus Byner y varios participantes fueron elegidos como participantes de forma ilegal.

Capítulo 1
"El secreto de la lotería - palabras que cambiaron mi vida"
-Un cerillo es encendido en medio de la oscuridad, apuntando su fuego resplandeciente a la mecha de una gran vela, al encenderla, un hombre es alumbrado por su claridad. Tomando el candelabro se mueve entre una cueva muy estrecha, en busca de la salida. El preocupado y atemorizado hombre observaba a diferentes lugares con rapidez cuando escuchaba ruidos sospechosos que lo espantaban, sin embargo, al observar la salida de la cueva que era alumbrada por la luz de la luna, el preocupado hombre corre hacia ella.
-La vela es apagada por el frio viento, y la barba negra de aquel hombre era rosado por el viento mismo, en ese mismo momento se encontraba feliz de ver al fin las estrellas, sin embargo, el ruido de un lobo aullando alerta a aquel atemorizado hombre, comenzó a moverse con rapidez entre el bosque para escapar de su cazador. Desde más allá se lograban apreciar sombras que se movían con rapidez, rosaban las hojas de los arbustos como el viento, y el ruido de sus pasos era tan suave como los soplidos. Un objetivo en especial unía a las tres sombras que se dirigían directo hacia el pobre hombre, cada una de ellas vestían trajes de color negro con capas y sus manos tomaban una especie de lanzas y espadas muy abrumadoras, preparadas para ser usadas al atravesar el cuerpo de su presa.

-Cuando las tres sombras se encontraban justo en frente del pobre hombre, derrumbaron al sujeto hacia el pasto con tan solo mostrar su presencia. Las tres sombras vestían piel de lobo sobre sus cabezas, justamente se comportaban como uno de ellos y hasta gruñían con sus afilados colmillos y las uñas de sus manos parecían garras. Todo se oscureció en aquel entonces cuando la luz de la luna fue cubierta por una gigantesca nube de mal augurio, cubriendo en total oscuridad aquel bosque.
-Después de todos esos eventos, un hombre sobre una tarima comenzó a hacer un discurso frente a multitudes de personas dentro de lo que parecía ser un estadium. Hacia su discurso mientras que los fotógrafos tomaban sus fotos, los de la prensa tomaban sus apuntes, los camarógrafos lo captaban y el público le escuchaba. Todo ese discurso no parecía ser más que los acontecimientos para un evento... un evento a nivel internacional en la que todos los países del mundo estaban dispuestos a participar por obligación. Mientras aquel hombre hacia su discurso, las tres sombras luchaban contra su presa hasta asesinarla, su presa parecía resistirse al defenderse con su espada llevada en su envaine y no estaba dispuesto a morir con facilidad ante estos tres cazadores.
-Según en el discurso. Las palabras de aquel anciano fueron: "Todos aquellos que se encontraban en la arena de batalla, fueron hombres de honor... hombres valientes que pudieron obtener la gloria en cualquier instancia. Cada segundo que se vive en aquellas arenas, es un gran merito para los que han caído dando honor a su país y a sus familias. También Quiero felicitar a nuestros tres ganadores de la temporada pasada conocido como "Los cazadores de Inglaterra" que tuvieron un gran desempeño en el bosque de las montañas nubladas, guerreros valientes con valor sin igual quienes fueron recompensando con la gracia de la victoria. Volviendo por el asunto que hemos estado esperando... los términos y condiciones del torneo de códigos de supervivencia para este año continuaran siendo las mismas a excepción de una sola regla- Dice el presidente Glen Mark mientras hacia su discurso sobre la gigantesca tarima, con varios micrófonos en frente de él.
-Las personas comenzaron a prestar mucho mas atención a lo que estaba a punto de decir el presidente Mark, manteniendo absoluto silencio en el lugar como era debido, hasta que... había terminado de decir el cambio de la única regla para esta temporada.
-La regla número 976 de la categoría de participantes que indica obligatoriamente: "Los tres participantes que representen a cualquier país, deben poseer veintiún años de edad" ha sido modificada... De ahora en adelante hasta nuevo aviso los tres participantes que representen a su país deberán poseer de catorce hasta dieciocho años de edad. -En ese instante las personas comenzaron a alborotarse rompiendo el silencio, los reporteros intentaban realizar sus preguntas con rapidez, sin embargo, el presidente Mark no se encontraba dispuesto de contestar alguna de esas preguntas. Junto con sus guardas personales se dirigía hacia su auto para salir del Stadium.

-El cambio de reglas para la siguiente temporada que estaban a punto de comenzar, se llego a escuchar en todo el mundo. Los padres se encontraban preocupados por sus hijos, mientras que los jóvenes se encontraban asustados y atemorizados al saber que solo tres candidatos del país elegidos al azar atreves de una lotería, podrían estar a un solo paso de alcanzar la muerte.
Mientras tanto en lo que era Latinoamérica

Ciudad de Gonbling - 24 de julio del 2065
-El mundo ha cambiado desde que se iniciaron los juegos de códigos de supervivencia hace cuarenta y tres años. La poder nacional y político de todos los países se sostienen a través de la victoria de estos juegos y los países con mayores rachas de derrotas son los latinoamericanos. Perdieron la mayor parte de sus tierras contra Europa y el continente asiático de una manera pacifica en los juegos, y ahora no quedan más que un pequeño territorio ubicado en el centro de Latinoamérica que antes fue conocido como Bolivia... y ahora es conocido como "El último distrito" dando honor y reconocimiento a las tierras que fueron antes. La ciudad de Gonbling era la capital del último distrito, y a diferencia de sus estados... está si poseía mayores servicios y calidades de trabajo aunque no eran suficientes para sostener a toda la población.
-Esta historia da comienzo en los barrios bajos de la ciudad de Gonbling, donde la lluvia y las oscuras nubes asechaban todos los días en la ciudad. Un joven muchacho de dieciséis años de pelo castaño, piel morena y ojos oscuros como la noche. Caminaba cuidadosamente hacia un callejón oscuro y desolado donde al final de dicho callejón se encontraba una puerta de un pequeño edificio que parecía estar desolado y en ruinas, sin embargo, sospechosamente a veces durante las noches se logra observar por las ventanas mas altas, luces resplandecientes ubicados en lo mas adentro del lugar pero nadie se ha atrevido investigar debido a la mala fama que ha tenido el edificio últimamente.
-El joven Zemus sin temor, toma la manilla de la puerta y la empuja para abrirla haciendo sonar su chillido del oxido entre la puerta. Al entrar en el edificio se quita su capucha y su capa empapada para secarse y al mirar hacia más allá de la oscuridad observa como el ascensor del edificio se encontraba en perfecto estado, era lo único que parecía iluminar todo el edificio entre tremenda oscuridad. Haciendo escuchar sus pasos al caminar, el joven Zemus se dirige hacia el ascensor y al entrar a su interior observaba que el controlador de aquel misterioso ascensor parecía tener más pisos que lo que aparentaba el edificio. La mayoría de los botones parecían señalar los subterráneos del edificio, así que sin titubear oprimió el botón mas bajo que había en el controlador. Rápidamente el ascensor cerro sus puertas y bajo con rapidez hasta lo mas bajo del subterráneo, la velocidad era tan grande que el piso parecía temblar pero todo fue repentino en aquel momento, ya que para bajar veinte pisos abajo no había demorado mucho.
-Una luz cegadora se había presentado cuando las puertas del ascensor comenzaron a abrirse, el joven Zemus se encontraba impresionado al observar el gigantesco lugar en la que se encontraba y no parecía ser nada más y nada menos que un estadio... un estadio de batalla. Cientos de personas caminaban entre los pasillos del estadio para dirigirse a distintos lugares de servicio de alta calidad que les ofrecía "El palacio del sur". Bares, casinos, tiendas, discos y salones de baile y hasta salones de videojuegos, casi como ir a cualquier centro comercial pero con luces fosforescentes en todos los lugares y paredes con cerámica negra y suelos resplandecientes.
-El joven Zemus caminaba por todo los lugares de diversión para el público pero la atracción principal del palacio del sur era la arena del estadio para los aficionados de los códigos de supervivencia pero a estilo callejero y con seguros de vida "Literalmente". Los participantes no son más que programas de computadora siendo controlados por personas introducidas en capsulas de control mental, donde se mantenían seguros mientras controlaban a sus personas, mientras que el publico se encontraban observando toda la arena desde sus asientos en el estadio, tal y como ir a un estadio de baseball pero con una enorme pantalla en 4D en el centro del estadio.
-Todo le resultaba impresionante para el joven Zemus, sin embargo, se encontraba en ese lugar por una razón en especial. Por esa razón caminaba con lentitud por todo el lugar hasta esperar a ser visto por los vigilantes del palacio del sur. Desde la zona V.I.P se encontraba un hombre muy importante para el último distrito, tomando de su "martine con sombrilla" y sentado sobre un sofá mientras supervisaba todo su local. En ese instante, desde su ventana logra observar al joven Zemus que caminaba cuidadosamente entre el publico.
-¡Lo he encontrado! Esta en la disco central, cerca de la zona V.I.P -Dice un vigilante mientras miraba con atención al joven Zemus.
-Avisando a la seguridad atreves del micrófono ubicado en su cuello, los vigilantes del palacio del sur respondieron ante las palabras de su jefe. -¡Entendido, señor! - Dicen uno de los vigilantes a través del radio. -Fue entonces en ese momento cuando los vigilantes comenzaron a ponerse en marcha, al encontrar al joven Zemus en la disco central, comenzaron a rodearlo entre el publico hasta que el supervisor de seguridad comenzara a hablar con él. El joven Zemus se encontraba preocupado al ver una gran cantidad de vigilantes rodeándole, pero algo le decía que no parecían tener intenciones de luchar o tener algún problema contra él, todo lo contrario. Todos ellos vestían sacos, pantalones y corbata de color negro, con anteojos oscuros y pistoleras donde el cinturón rodeaba el hombro.
-Joven Zemus, el señor Robberts lo esta esperando en sus aposentos. Le sugiero que nos acompañe -Dice el supervisor de seguridad al encontrarse frente a frente con el joven Zemus Byner.
-Si tan interesado estar el señor Robberts en verme... ¿Cómo es que no vino a buscarme personalmente?- Pregunta el joven Zemus al vigilante de seguridad.

-Sera mejor que se lo preguntes personalmente... el esta viendo desde el piso de arriba - Dice el vigilante de seguridad.
-En cuanto Zemus había escuchado las palabras del vigilante, inmediatamente alza su mirada para observar la apariencia del tal "Robberts Tailan" una de las personas más adineradas del último distrito, y su apariencia no es muy vista en lo que es en este distrito, su cabello y sus ojos son tan blancos como la luna mientras que su piel es oscura, acostumbra vestir siempre de gala con sombreros y vestimenta negra y lleva con él un bastón a todas partes. Los vigilantes de seguridad escoltaban al joven Zemus Byner hasta los aposentos de Robberts quien esperaba con astucia la presencia del muchacho.
-Minutos más tarde en los aposentos de Robberts, ambos se encontraban cara a cara, el muchacho miraba con enojo a Robberts mientras que aquel hombre miraba a Zemus con una sonrisa.
-¡Déjennos! - Dice Robberts a todas las personas que se encontraban en sus aposentos.
-Todas las personas presentes comenzaron a salir de los aposentos de Robberts por la puerta principal que se encontraba al bajar las grandes escaleras, los lujos de Robberts eran tan grandes que hasta las propias paredes parecían estar controladas tecnológicamente a control remoto debido a su aspecto misteriosamente resplandeciente. Robberts fue el primero en hablar tras sentir un incomodo silencio, y sus palabras fueron:

-Es un gusto conocerte en persona... yo soy...- Dice Robberts, siendo interferido por las palabras de Zemus.
-¡Eres Robberts Tailan, lo se! Fuiste tú quien me ha enviado aquel mensaje - Dice el joven Zemus.
-(Risa) No todos en el último distrito pueden tener la suerte de recibir uno de mis mensajes. Pareces ser un chico que dice saber todo - Dice Robberts mientras que se encontraba sentado en su sofá.
-Ojala fuese así, si tan solo supiera la razón por la cual me has invitado a tu humilde club... sería un chico que lo sabría todo - Dice el joven Zemus Byner, mirando a Robberts con seriedad.
-Una gran sonrisa desenvolvió Zemus en el rostro de Robberts hasta hacerlo reír... reír a carcajadas. Todo parecía ir bien en el comienzo de esta relación y Robberts estaba dispuesto a explicarle todo al joven Zemus, con el paso del tiempo.
-¡Me caíste bien, Zemus! ¡Vamos! ¡Siéntate! ¿Quieres una bebida? ¿Agua? ¿Un martine quizás? - Dice Robberts después de reír a carcajadas.
-Sin pedir nada, Zemus se sienta sobre uno de los sofás que se encontraba en frente de Robberts y con tan solo mirarlo a los ojos, Robberts comprendió que el joven no había venido aquí por bebidas o agua, así que comenzaron a hablar sobre el asunto. Mientras Robberts le explicaba, Zemus observaba unos mapas, dibujos, documentos y planos en 4D que se encontraban encima de la mesa de enfrente. -¿Te has enterado de toda las noticias recientes de códigos de supervivencia? ¿No es así? - Pregunta Robberts al joven Zemus.
-¿El cambio del reglamento 976 de la categoría de participantes? - Pregunta Zemus Byner
-Exacto. La búsqueda de aquellos participantes comenzaran dentro de un mes, y el último distrito es el primero país en ser registrado -Dice Robberts mientras bebía de su martine.
-Pero ¿Esto que tiene que ver conmigo? -Pregunta el joven Zemus mientras miraba a Robberts.
-Todo es tan claro como el agua... nuestros informes indican que tú serás uno de los tres participantes en el torneo - Dice Robberts.
-En ese instante, el joven Zemus comenzó a impresionarse al escuchar las palabras de Robberts, su corazón comenzaba a palpitar y en su mente ocurrían montones de cosas que no podía visualizar en una sola imagen. Con preocupación decía: -¡Mientes! ¡Esto tiene que ser una broma! - Dice el joven Zemus asustado, al levantarse del sofá.
-Todo el torneo esta arreglado, no es una elección al azar ni una lotería. Ya eligen a sus participantes una vez que termina la temporada anterior. Es por eso que nunca eligen a una persona importante para el país, siempre escogen a personas pobres sin ninguna importancia en absoluto. Y ahora desde el año pasado, los agentes de la ciudadela no te han quitado los ojos de encima. Registran cada movimiento que das en el día, si te cepillas, si te lavas la boca, si te lavas las manos ¡Absolutamente todo! - Dice Robberts en voz alta.
-Zemus se encontraba pensativo en aquel momento, miraba hacia la salida de los aposentos de Robberts, sin embargo, quería estar seguro si tomaba la elección correcta y todo eso se resolvería con tan solo la respuesta a su pregunta: -¿Por qué me dices todo esto hasta ahora? ¿Qué quieres de mí? - Pregunta el joven Zemus, mientras miraba hacia la salida.
-Porque si perdemos una vez más estos juegos... perderemos nuestro hogar, por algo conocemos nuestro país como "El último distrito" es todo lo que queda de lo que una vez fue antes, y de todas maneras si no aceptas mi oferta, te obligaran a ir allá y morirás - Dice Robberts, pronunciando sus palabras con lentitud.
-Para Zemus, fue suficiente oír de sus palabras. Inmediatamente camina hacia la salida y empuja las puertas con fuerza hasta hacerlas sonar. Robberts se encontraba decepcionado de este futuro participante. En ese instante un vigilante de seguridad se acerca hasta su jefe y empezó a hablar con él.
-¿Quiere que lo traigamos señor? - Pregunta el vigilante de seguridad.
-No. deja que el niño se de cuenta en el asunto en que esta metido cuando lo haga, el vendrá hacia aquí - Dice Robberts mientras miraba irse a Zemus.
-Todo fue tan rápido para Zemus, no sabía si las palabras de Robberts eran ciertas, pero al momento de salir del edificio las cosas en la ciudad comenzaron a cambiar de manera extraña ya sea por el miedo o la preocupación, pero sentía como si varias personas lo estuvieran mirando a escondidas y otras lo estuvieran siguiendo. Un simple presentimiento puede ser la señal de la verdad y en ese entonces comenzó a tomar precauciones, tomando atajos por caminos que parecían ser laberintos, caminando sin ser visto por alguna otra persona y llegar a un lugar hasta asegurarse de quedar completamente solo.

Mientras tanto en la ciudadela
-La gran ciudadela vigilada por cientos de soldados de la CS (Código de supervivencia) es uno de los lugares más impresionantes que otras ciudades, la forma en que mezclan la naturaleza y las ciudades modernas es tan hermosa como el arte sin igual, sin embargo, el presidente Mark le importa lo de menos ambas cosas, lo único que desea es derrocar a sus enemigos japoneses y latinoamericanos quienes conservan pequeños pedazos de territorio.
-Mientras subía las escaleras hasta su oficina en el interior del palacio, los guardias que se cruzaban en su camino le mostraban respeto al mantener un saludo conocido en la ciudadela, donde el brazo derecho en forma curva llega a alcanzar el hombro izquierdo con el puño derecho mientras que el puño izquierdo se apoya en la espalda.
-En cuanto el presidente Mark alcanzo llegar a su oficina, alli se encontraba el supervisor Michael Newman quien lleva en el cargo durante cinco años. Newman es un hombre joven apuesto de 26 años con una particular cabellera liza y brillante rubio y ojos azules brillantes, una perilla facial del mismo color de su cabello y una actitud muy relajada que lo dice todo. Además de ser el supervisor de los juegos CS, también es la mano derecha del presidente Mark.
-¡Es una alegría verlo de nuevo en la ciudadela, presidente! ¿Cómo estuvo el viaje? - Dice Michael mientras saluda con la mano al presidente Mark.
-¡Patrañas! Esos incrédulos reporteros y fotógrafos siempre quieren mantenerse a mi lado. ¡Que alegría es volver a casa! - Dice el presidente Mark al sentarse en su silla.
-Vi el reporte en vivo y me quede impresionado por la reacción del público, no sabría decir si se encontraban alegres o intrigados pero sin embargo, debo admitir que este año va a ser una temporada muy emocionante...- Dice el Michael mientras sonreía.
-Tú lo has dicho. Es por eso que será mejor que comencemos con la revisión de los siguientes participantes para el "Sorteo"- Dice el presidente Mark mientras registraba su escritorio.
-Si. El primer país en ser revisado es el último distrito y la verdad quise adelantarme con los tres participantes de esta pequeña nación -Dice Michael mientras entregaba las fichas.
-¡Vaya! Veo que estas muy emocionado por el día de la revisión ¿Me pregunto por qué será? - Dice el presidente Mark mientras sonreía.
-Bueno... el último distrito lleva perdiendo 34 juegos consecutivos. Ya se han quedado sin tierras y solamente queda un pedazo de ellas. Si pierden un juego más lo perderán todo ¿Verdad? - Dice Michael.
-Esos latinos... siempre han sido ellos quienes han juzgado el poder de la ciudadela y miran a donde están ahora, comiendo de la mano de las naciones vecinas. Espero que esta vez hayas elegido tres participantes de peor calibre a excepción de la ultima vez, si no hubiese sido por los cazadores probablemente ese hombre hubiese triunfado sobre todos ellos - Dice el presidente Mark mientras miraba las fichas.
-No se preocupe. Esta vez los tres participantes son jóvenes desalineados, huérfanos y desesperados. Uno de ellos es Zemus Byner de la ciudad de Gonbling, la capital del último distrito - Dice Michael mientras enseñaba la ficha de Zemus.
-El presidente Mark miraba con atención el perfil de Zemus Byner a través de una tabla de vidrio utilizada como pantalla táctil. Al colocar sus anteojos leía cada información sobre este chico y no parece ser la gran cosa en absoluto.
-Un chico interesante... al parecer nuestros espías no han llenado completamente el campo. No aparece la razón por la cual quedo huérfano - Dice el presidente Mark mientras bajaba la tabla.
-El joven es muy desconfiado, señor. Al parecer no le gusta socializarse con las demás personas y por esa razón nuestros espías no han llenado algunos campos - Dice Michael.
-Mientras sea tan débil como los demás, todo estará bien - Dice el presidente Mark.
-Desde hace cuatro años Michael y los espías de la CS han estado recopilando información de los futuros competidores de los códigos de supervivencia. Al parecer extraen la información a través de la charla amistosa con los mismos futuros competidores sin levantar sospecha alguna y por esa razón no han obtenido mucha información del joven Zemus Byner.

Mientras tanto en la ciudad de Gonbling
-La ciudad de mal aspecto continua siendo la misma en el aspecto laboral y social, después de la lluvia los mercaderes salen a la calle para vender sus artículos y alimentos en las aceras de la ciudad. Por ser una ciudad de alta taza criminal, los locatarios de las tiendas están acostumbrados a ser asaltados, algunos no les permiten a los asaltantes darse este gusto, y la presencia policial en la ciudad es escasa. Así que la mayoría de los ciudadanos se defienden ellos mismos.
-En ese momento, Zemus Byner iba caminando por las calles de la ciudad cuidadosamente ocultando su rostro con su capucha vistiendo una capa negra que cubría todo su cuerpo, y mientras que caminaba por las calles se cruza con una tienda de televisores que televisaban las propagandas de la CS. En ese instante el joven Zemus se detiene para mirar a la propaganda y observaba como eran organizados los torneos de los códigos de supervivencia, los participantes se asesinaban entre ellos sobre la arena de un escenario que parecía ser un desierto, y los narradores se emocionaban al observar tal hazaña. Tanto la CS como el resto del mundo tomaban este tipo de torneo como un deporte... un deporte que ha cambiado por completo a la humanidad.
-En ese mismo instante los televisores comenzaron a caerse y una persona salía del local al aventarse por la ventana de cristal, derrumbando así al joven Zemus que se encontraba de frente. Un asaltante fue quien derrumbo a Zemus, y cargaba con él una bolsa llena de dinero y oro además de cosas de gran valor y al levantarse grita con enojo al joven Zemus tras verlo en el suelo. -¡Idiota! ¡Apártate de mi camino! - Grita el asaltante tras ver a Zemus debajo de él.
-El locatario comenzaba a pedir ayuda a través de gritos a las demás personas quienes se encontraban observando el evento sucedido. Ninguna de las personas se atrevió a ayudar al pobre locatario, ninguna excepto Zemus que veía a las demás personas no hacer nada mientras veían al asaltante alejarse, eso le causaba mucha molestia al ver el desequilibrio de justicia que existe en la ciudad.
-Sorprendidos se encontraban todos al observar como el niño se levanto con rapidez para ir detrás del asaltante quien lejos ya estaba pero no tanto como para escapar del joven Zemus. El criminal se había dado cuenta que alguien se encontraba persiguiéndole, así que en medio del publico se detuvo para detener a aquel que lo perseguía.
-Zemus se había dado cuenta que el criminal se había detenido así que tras llegar al frente de él, se detiene y dice:
-Oye... será mejor que le devuelvas sus cosas a aquel pobre hombre ¡Desgraciado! -Dice el joven Zemus mientras miraba al criminal.
(Risa a carcajadas) ¿Quien me obligara? ¿Un niño como tú? Si quieres ser un héroe... ¡ven y quítame la bolsa! - Dice el criminal mientras miraba a Zemus.
-Apenas Zemus se había dado cuenta que el criminal llevaba en su rostro una mascara de color carne que cubría su identidad y además de eso, simplemente se le notaban sus ojos azules que brillaban desde el interior de la mascara, pero sin embargo, el criminal poseía una voz no tan grave para ser alguien de mucha edad, al contrario. Su estatura es un poco mayor que la del joven Zemus.
-En ese instante el joven Zemus se acerco con rapidez para atacar al criminal pero las habilidades en combate del criminal parecían ser superiores a las de Zemus. tanto que hasta en un abrir y cerrar de ojos lo había derrumbado nuevamente hacia el suelo con sus brazos.
-¡No me hagas reír! ¡Mocoso! - Dice el criminal mientras empujaba a Zemus contra el suelo.
-El criminal, distraído en su lucha contra Zemus siente como uno de sus brazos es empujado por un lazo que lo amarraba, el sonido de un látigo comenzó a escucharse desde detrás de Zemus, en el momento después que el criminal es apartado de encima de Zemus. En cuanto el joven comenzó a levantarse del suelo observo como una persona se encontraba encima de un muro en la misma dirección en la que se encontraba la luz del sol, por esta razón tanto el criminal como Zemus se encontraban cegados con su presencia.
-El criminal se encontraba enojado contra esa persona así que desde su espalda saco una pistola con laser y comenzó a apuntar contra aquella persona, sin embargo, desarma al criminal tras tomar la pistola con sus látigos y de igual manera amarrando sus pies lo derrumba contra el suelo, apartando así la mascara de su rostro tras el impacto en el caer.
-Fue tan increíble observar como una simple persona con dos látigos pudo enfrentarse a un criminal tan peligroso como este. Pero al observar el rostro del criminal, no parecía ser más que un joven muchacho de diecisiete años de edad, piel blanca, cabello blanco y de ojos azules brillantes, una cicatriz que atravesaba su frente hasta su mejilla y varias pecas en el rostro.
-El joven criminal escapo tras aprovechar el momento de oportunidad en la que ambos se encontraban distraídos con su apariencia, sin embargo, aquella persona que se encontraba encima del muro se había quedado con la bolsa de dinero al arrebatársela del cinturón del muchacho con uno de sus látigos. Minutos después esa misma persona baja del muro con un salto y llega hasta en frente de Zemus para mostrar su apariencia, y no se trataba más que una chica de estatura más baja que la de Zemus, con cabello castaño rizado, piel blanca, ojos verdes y una belleza sin igual, sin embargo, su temperamento es agresivo.
-Vaya... debería darte las gracias por... -Dice el joven Zemus, sonriéndole a la chica mientras que ella se acercaba, sin embargo, sus palabras son interrumpida por ella misma.
-¿En que pensabas al enfrentar a ese ladrón de esa manera? - Dice la chica al joven Zemus, estando enojada.
-¿Cómo? ¿A que te refieres?- Pregunta Zemus.
-Sabes exactamente a que me refiero, ese muchacho pudo haberte matado con facilidad de no ser por mí. No tengo la mínima idea por que razón te salve, pero aún así deberías agradecerme por haber desperdiciado mi tiempo contigo - Dice la joven Chica a Zemus mientras guardaba sus látigos en su espalda.
-En un abrir y cerrar de ojos la chica escapa del lugar con saltos acrobáticos hacia los muros de los edificios, hasta subir a los tejados. Su forma y condición física era tan impresionantes que no se ven personas así muy amenudeo en el último distrito.

Mientras tanto en el palacio del sur -Un evento muy especial se hace presentar en el estadio del palacio del sur. Un juego de los códigos de supervivencia de cuatro equipos comenzaban a ponerse en marcha en las arenas del estadio y Robberts como de costumbre, observaba los juegos mientras bebía una refrescante bebida.
-Uno de los equipos de batalla de tres integrantes, se encontraban caminando cuidadosamente por el bosque, apuntando sus arcos y flechas contra cualquier cosa que se moviera, sin embargo, la suerte no estaba de su lado, puesto que otro de los equipos los tomaron por sorpresa desde los arboles. Saltaron desde las gigantescas ramas y cayeron encima de los tres arqueros enterrando así sus espadas en sus cráneos. El público se había impresionado de las maniobras de este equipo, tanto que hasta comenzaron a animarlos para que continuaran realizando estas mismas hazañas contra el resto de los equipos.
-Robberts, riendo a carcajadas. Observa como el equipo de los arqueros habían quedando completamente destruidos y sus cuerpos desaparecieron en destellos de luz hasta desvanecerse completamente. Los tres participantes arqueros, habían salido de sus capsulas de control mental, adoloridos y otros se encontraban heridos en su interior. Escupían sangre por su boca en el suelo mientras que tocaban sus cabezas para tratar de soportar el dolor.

-Aunque simplemente se traten de programas de computadora, los participantes pueden resultar heridos debido a que deben usar el 100% de su capacidad mental para poder controlar a sus personajes en la arena. Es por esa misma razón que al entrar en las capsulas para controlar a aquellos dichosos personajes, se siente como si realmente estuvieses vivo...
-Otro de los equipos conocidos como "Destroyer" se encontraban en las ruinas de una ciudad antigua, no muy lejos del lugar donde habían sido asesinado los tres arqueros. Rafael, Junior y Cody eran los tres integrantes de esos equipos y aunque sus cualidades eran distintas, formaban una perfecta combinación en las batallas de equipo. Mientras que estos tres se encontraban en la ciudad en ruinas, oían como los gritos de personas invadían todo el bosque del sur, estos gritos atrajeron la atención no solo del equipo destroyer si no también del resto de los equipos.
-¿Qué habrá sido? ¿Lobos? ¿Competidores? - Dice Cody mientras sostenía su lanza.
-Solo espero que nada peligroso... -Contesta Junior mientras miraba hacia el sur.
-El equipo de asesinos habían rastreado al equipo destroyer desde la alta vista que les ofrecían los gigantescos arboles de ese bosque, además que, la fogata que habían creado esos tres incrédulos les facilitaba mas el trabajo a estos tres asesinos expertos. En esquina inferior de la pantalla de cuarta dimensión sobre el estadio, aparece un mapa en el cual muestra la ubicación de todos los competidores mediante un rastreador que llevan puesto cada uno de ellos.
-Los inquietantes rastreadores sobre el mapa comenzaban a brillar cuando los tres asesinos expertos se encontraban acercándose a las ruinas de la antigua ciudad indígena. El viento en aquella noche comenzó a enfriarse, poniendo los pelos de punta al equipo destroyer, intrigados al ver como la rama de los arboles comenzaban a crujir con la ayuda del viento, los tres se mantuvieron alerta ante cualquier movimiento que se presentaba en su alrededor, sin embargo, el capitán del equipo "Rafael" no pudo resistir la tentación de correr y salir rápidamente del lugar.
-El equipo destroyer comenzó a salir de aquellas ruinas, mientras que los tres asesinos expertos se movían entre los arboles, brincando de rama en rama mientras veía a los tres enemigos moverse con rapidez entre las paredes destruidas de la ciudad indígena, desde allá arriba saboreaban la tentación de la violencia y la batalla. Los tres asesinos expertos poseían lenguas alargadas como las serpientes y dientes afilados como las de un diente de sable, estos seres eran unos monstruos... absolutamente no se los podían llamar hombres.
-Mientras corrían sin parar, el equipo destroyer giraban sus miradas hacia atrás al observar que sus enemigos saltaban como ranas desde los arboles, sin embargo, olvidaron que ellos no eran los únicos enemigos que aún se mantenían en pie. Desde las catacumbas de la ciudad en ruinas, un brazo es alzado desde el subterráneo mientras tomaba la pierna de Cody. El muchacho preocupado pedía ayuda a sus amigos mientras los veía correr.
-¡Ayuda! ¡Amigos, ayúdenme! ¡Algo me atrapo! - Gritaba Cody mientras su pierna era jalada contra el suelo.
-Rafael y Junior recorrieron en su ayuda. Con rapidez Rafael tomó su espada con sus dos manos y corto el brazo a aquel ser que tomaba la pierna de Cody, con gran precisión sin dañar al muchacho. Cody inmediatamente se aparto del lugar tras saber que se encontraba libre, sin embargo, el peligro aún les resguardaba puesto que los tres asesinos expertos ya se encontraban entre ellos. Los rodearon sin dejarles salida y sus aspectos eran tan desagradable como los mismos usuarios lo describían, eran en su totalidad unos monstros sedientos de sangre que poseían un apetito voraz por la carne humana, sin embargo, no son más que programas de computadora puesto que los verdaderos usuarios son en realidad personas común y corriente.
-Uno de los monstruos tomo la espada de Rafael con su lengua mientras que él la tenía en sus manos, y con fuerza aquel dichoso monstruo lanzo la espada lo más lejos posible. Los destroyer se encontraban en desventaja, miraban a sus enemigos como la última cosa en el mundo que verían, aunque... la luz puede nacer desde el rincón más oscuro de una mazmorra y esa misma luz puede obsequiarte vivir un día más. En un gran momento y una buena oportunidad, tres gigantescos seres controlados por tres usuarios de un mismo equipo comenzaron a aparecer desde lo más profundo de la ciudad en ruinas. Eran tan enormes como un trol de las montañas y sus aspectos son muy parecidos a la de un humano, los mismos rasgos a excepción del tamaño.
-Los tres gigantescos seres aparecieron desde el subterráneo empuñando tres gigantescas armas, tales como alabardas, martillos y lanzas. Combatieron contra los tres asesinos expertos, tomándolos por sus asquerosas lenguas y lanzándolos contra la tierra y en cuanto a los destroyer, aprovecharon este momento oportuno para escapar e irse lo más lejos posible del lugar.
-Las personas que observaban el combate desde el estadio, se emocionaban al observar tal hazaña. Sus voces eran oídas desde la superficie en la ciudad de Gonbling y Robberts reía a carcajadas tras notar la suerte que poseía el equipo destroyer en aquel momento. En ese mismo instante uno de los vigilantes personales de Robberts llega hasta él para entregarle un mensaje, susurraba a sus oídos cuidadosamente y al terminar, una sonrisa se desenvolvía en el rostro de Robberts. Sus invitados en aquella sala sentían curiosidad por saber que cosa tan importante hizo que Robberts se levantara de silla en aquel momento para dejar de mirar el encuentro en la zona de batalla, cuando lo hizo... se disculpo con sus invitados al tener que abandonar la sala.
-Disculpen compañeros... tengo que ir a trabajar en ciertos eventos inesperados que han sucedido justo ahora, sigan disfrutando del torneo. ¡Pidan lo que quieran! Bebidas, música, mujeres... - Dice Robberts despidiéndose de sus invitados.
-Minutos más tarde, Robberts se dirigía caminando por los pasillos juntos con sus guardas para llegar hasta sus aposentos y cuando lo hizo, un compañero de gran confianza le esperaba de pie en frente de su escritorio.
-¡Estaba a punto de conseguir un contrato con los dueños de CyberManchine! Solamente espero que tu llamado valga la pena, Carlos- Dice Robberts mientras caminaba hacia su escritorio.
-No te preocupes por ese tonto contrato, Jefe. Tendrás más oportunidades de conseguir mejores cuando recuperemos lo que es nuestro - Dice Carlos mientras que se encontraba sentado en su silla.
-¿Y cual es la razón de tu llamado, esta vez? - Pregunta Robberts con curiosidad
-Mediante un control remoto, Carlos hace aparecer una base de lo que parecía ser una pantalla que baja por el tejado, y al hacerlo. El resplandor junto con un vidrio aparece sobre la base para manifestar la imagen. Un televisor común en estas épocas de alta tecnología que para estos tiempos, no era nada impresionante en absoluto.
-En el televisor, aparecía el presidente Mark teniendo una entrevista en el palacio de la ciudadela. En ese mismo instante, expresaba su preocupación por el país mas pobre del mundo hasta ahora, "El ultimo distrito". Que no tenía más remedio que seguir participando en los juegos de los códigos de supervivencia, con la esperanza de obtener finalmente una victoria o desafortunadamente una derrota. En ese mismo momento mientras era entrevistado en la rueda de prensa, una de las reporteras le hace una pregunta distinguida entre las otras.
-Presidente, Mark. ¿Qué les aconsejaría al último distrito para ganar estos juegos número cuarenta y tres los códigos de supervivencia? - Pregunta la reportera.
-Primero que nada, quiero demostrar mi preocupación por este distinguido país. Si no fuese por las reglas escritas hace cuarenta y tres años si la memoria no me falla, haríamos una excepción con el último distrito en dejarlos descansar un año para que pudieran prepararse para los siguientes juego, sin embargo, las reglas son las reglas. No podemos tener preferencias con ninguna nación recordando que la CS debe mantener su política neutral a cualquier costo. Sin desviarnos del tema, les sugiero al último distrito... prepararse a cualquier costo. Sea quienes sean aquellos participantes elegidos en el día del sorteo, les sugiero que mantengan la cabeza en alto y prepararse a cualquier costo para los días de entrenamientos y especialmente en el torneo... piensen en sus familias... los seres que aman... sus hogares... ¿En realidad quieren perder lo poco que tienen? ¿Quieren borrar la existencia de lo que una vez fue conocida como Latinoamérica? Si en realidad desean recuperar lo que se les fue arrebatado, les sugiero que luchen hasta el final y recuerden muy bien los códigos de supervivencia... - Dice el presidente Mark mientras miraba a la camarada.
-Robberts con una sonrisa que desenvolvía en su rostro apagaba el televisor con su control remoto mientras susurraba:
-¡Lo quiero muerto! - Susurraba Robberts haciendo oír sus palabras hasta los oídos de su compañero.
-Pronto lo estará señor. Solo debemos proseguir con el plan paso a paso sin cometer error alguno - Dice Carlos.
-Y que hay de los rebeldes ¿Aún estarán dispuestos a lucha a nuestro favor? - Dice y pregunta Robberts.
-Son tan pacientes como nosotros, esperaran hasta que llegue el momento adecuado. Te aseguro Robberts que ellos no cambiaran de opinión - Dice Carlos.
-Si. Por ahora concentrémonos en el muchacho ¿Aún anda por hay? - Pregunta Robberts mientras se levantaba de su silla.
-Nuestros espías tratan de seguirlo pero no han perdido su rastro. Las fuerzas de la CS no nos permiten acercarnos mucho al muchacho - Responde Carlos.
-¿Y que hay de los otros dos participantes? - Pregunta Robberts con curiosidad.
-Ya nos han llegado los nombres pero, sin embargo, no encontramos rastros de ellos. Nuestros espías aseguran que tales personas no existen en la ciudad - Responde Carlos mientras miraba fijamente a su jefe.
-Las amenazas furtivas del presidente Mark y sin tener rastros exacto de los participantes del ultimo distrito, Robberts presiente que ni si quiera han logrado avanzar al primer paso de esta revolución contra la CS, sin embargo, un presentimiento en su interior dice que su única esperanza yace en el joven Zemus Byner.

Mientras tanto en las calles de la ciudad de Gonbling
-En una gigantesca pantalla de la ciudad, se encontraban televisando la entrevista del presidente Mark que en aquel momento demostraba su preocupación por el último distrito. En cuanto Zemus había escuchado sus palabras, sintió como si estuviera amenazándolos y obligándolos a participar de no ser así, tendrían que enfrentar las consecuencias. Un terrible pasado y un triste recuerdo, despertó una gigantesca furia en el interior de Zemus Byner hacia el presidente Mark, como si de repente descubriera una inquietante verdad por el cual ha estado esperando durante mucho tiempo.
-Los espías de la CS quienes se encontraban observando a Zemus a escondidas, informaban a sus superiores sobre algo que había perturbado al joven. Impresionados, observaron al joven correr con rapidez hasta perderlo de vista. Todos esos espías no lograron rastrear al joven nuevamente después de que Zemus se camuflara entre el montón de personas que caminaban entre las aceras de la ciudad.
-¡Lo hemos perdido! - Dice una de las espías de traje particular, pronunciando sus palabras en el micrófono para informarle a su superior.
-Las gafas de color negro aquella espía no era nada más y nada menos que una cámara entre ella y su superior para comunicarse visualmente. En ese mismo momento, una pantalla aparece en el lente izquierdo con la imagen de su superior mientras un rastreador facial se encontraba activo en el lente derecho.
-El presidente Mark nos matara si perdemos a ese mocoso ¡Sigue buscando! - Dice su superior, quien se encontraba en su oficina comunicándose con su cámara.
-Jamás volvieran a encontrar al joven, aunque continuaran su búsqueda por toda la ciudad... Zemus se encontraba en un lugar en el cual nunca encontrarían.

Mientras tanto en el palacio del Sur
-Ha llegado el amanecer y esta vez el club del palacio del sur se encontraba desolado, no hay nadie en el lugar a excepción del personal de servicio, seguridad y especialmente Robberts quien se encontraba jugando Golfito en una de sus salas especiales, en el cual lo trasportaba visualmente a un campo de Golf. Tal y como fuese un video juego pero estando dentro de él, la consola es conocida ahora como Xbox-Ultímate. En ese instante en el que se preparaba para tirar con su palo de Golf, Carlos aparece detrás de él desde la oscuridad de la sala y le informa buenas noticias.
-¡Traigo buenas noticias, Jefe! - Dice Carlos.
-¿Y que noticias traes? - Pregunta Robberts mientras golpeaba la bola con el palo.
-Solo voltee y lo vera... - Dice Carlos.
-Con lentitud Robberts miro hacia atrás, con la esperanza de saber que en realidad es una noticia que valga la pena en una mañana tan deprimente para él. Cuando había mirado hacia atrás, notó que un joven sobresalía en la oscuridad y que caminaba hacia la luz. Se trataba de Zemus Byner quien se encontraba en ese mismo lugar, y que por razones lógicas se encontraba allí para trabajar junto a Robberts.
-Te dije que los espías de la CS te vigilaban... ¿Los perdiste de vista? - Dice y Pregunta Robberts manteniendo una mirada seria.
-No parecen conocer la ciudad tanto como yo. He vivido aquí toda mi vida y lo seguiré haciendo hasta mi muerte - Dice Zemus.
-Eso es lo que se necesita ahora de la gente para darle un mensaje al presidente Mark. ¿En ese caso estarás dispuesto a trabajar conmigo? - Dice y pregunta Robberts.
-Lo hare... - Responde Zemus.
-Execelen... -Dice Robberts desenvolviendo una sonrisa en su rostro, Hasta que sus palabras fueron interrumpidas por Zemus.
-Solo hasta que deje de participar en los juegos. Después de eso... me dejaras en paz - Dice Zemus con enojo.
-¡Trato y hecho! - Dice Robberts con alegría.
-Tres palabras manifestaban el comienzo de una nueva historia, donde el camino podría representar una gran dificultar para este joven. Estando acostumbrado a los peligros de la vida en las calles, sobrevivir no sería nada diferente al nuevo peligro al que se enfrenta ahora. Enfrentar el peligro se lleva en la sangre... creces con ella... utilizando los códigos de supervivencia.


Jorbi Nogales

Si te gustó la historia y deseas con ansias seguir leyendo puedes aportar tu donativo a la cuenta de paypal:

duhnnae@ymail.com


También puedes subir tu historia de cualquier tipo. Sólo tienes que enviármela y la publicaré en la web, siempre que el contenido sea adecuado.




Programación






Páginas desarrolladas














Otros






Textos












Video recomendado